El Cine Español

Aranda, en un revival poco más que inquietante, decidió que las comedias de enredo no eran lo suficientemente aburridas y que, además, los dos directores mencionados le sisaban los actores por la jeta, de modo que se especializó en narraciones de gran intensidad dramática y aproximadamente seis horas de duración (o, al menos, lo parecían) en los que siempre, siempre, acababa desnudando a su actriz principal. Aranda sigue exigiendo en el guión que sus actrices acaben en pelota picada y sus actrices, como será el papel que marque sus carreras, se dejan hacer sin protestar, lo que nos hace soñar a muchos “sinéfilos” con ser algún día directores de obras maestras infumables… No es de extrañar debido al surgimiento de obras maestras como The Wire, Breaking Bad, Criminal Minds, Lost, Homeland o Fringe. Vicente J. Benet, profesor de la Universidad de Castellón ha publicado un volumen ineludible para aquellos que sospechamos que el cine hecho en la península -pese a sus dificultades técnicas y su pobreza de medios- aporta grandes obras a la cultura europea.

old-books Avukat Alper Sarıca Las conexiones con la cultura occidental continúan en la postguerra, y así el autor desvela películas anarquizantes -‘Los cuatro robinsones’ parece imposible en la España de los 40- o señala la gran influencia de las obras de Woodehouse en varios arquetipos fílmicos de esa década. La influencia de G. W. Bush es más que clara (en la Academia, no en los nuevos cineastas) y, a poco de cerrar la primera década del tercer milenio, parece que el cine español tiene un gran futuro por delante, en el que es posible que, incluso, se produzcan películas medianamente entretenidas, sin protagonistas eternamente perjudicados, con un sonido directo que no haga sentir vergüenza ajena en la revisión en DVD, con carteles que no parezcan propaganda de guerra y con actores capaces de vocalizar frases de más de siete palabras (incluyendo algún que otro trisílabo). Comenzando por la década de los setenta, observamos que algunos espabilados directores-productores (en España no nos cortamos un pelo a la hora de pluriemplearnos, ya que somos capaces de sentar cátedra en varias ciencias a la vez) comprendieron que al cine español no le faltaba talento, no: le sobraba ropa. El cine español ha venido evolucionando desde las cotas más bajas de la podredumbre y el lodo hasta alcanzar alturas sólo permitidas a los dioses.

Con títulos tan atractivos como Vacas, Tierra, La Madre Muerta o Acción Mutante van tomando posiciones para convertirse en los pioneros del “nuevo cine español”, el que consigue llegar a espectadores más jóvenes, el que le da sentido a la gala de los Goya, el que aspira, como si fueran Gasol o Navarro, a jugar en la NBA de las estrellas de “jolibú”, aunque el que llega a dar el salto acabe hasta las narices de hacer las cosas bien ( Two Much, Fernando Trueba/1995; Perdita Durango, Álex de la Iglesia/1997). Este neo-relativismo que asombraría al propio Einstein (y a Aristóteles y Newton juntos, qué cojones) fue la base sobre la que se asentó la ingente producción celuloídica1 patria hasta más o menos la eclosión del reaganismo y de la movida madrileña. Leíste este libro? Inicia sesión para poder agregar tu propia evaluación. Aranda, siempre al quite, se apresura a despelotar a Pilar López de Ayala2 primero y a Paz Vega después, no fuera a ser que se le adelantaran, aunque en este último caso hay que reconocer que Médem estuvo más avispado; la edad, que no perdona. Los actores fetiche de los ochenta dejan paso a jovenzuelos como Ariadna Gil, Penélope Cruz, Nancho Novo, Aitana Sánchez-Gijón, Carmelo Gómez, Fernando Guillén-Cuervo, Eduardo Noriega, Fele Martínez, Candela Peña, Saturnino García, los Bardem (Javier y Pilar), Álex Angulo o Luis Ciges.

Con todo ello, como hemos apuntado, se conforma un volumen de cabecera para todos aquellos interesados en saber que el cine español puede ser en ocasiones extremadamente completo en lo artístico. 4. Redes sociales y fútbol – Las redes sociales en español para los locos por el fútbol. Por eso presentamos una lista de redes sociales en español según los intereses de cada momento que espero os ayude a pasar el rato y os genere diversión, contactos y conocimiento, lo que siempre esperamos al estar en redes sociales. La monografía está organizada por periodos, en cada uno de ellos se precisan todos los marcos que rodean al cine, los hitos definitivos y se escogen una buena serie de películas que se analizan en un estilo muy divulgativo, pero atento siempre a la curiosidad erudita. La Academia de Cine, en línea con los tiempos que corren, decide que lo taquillero no tiene calidad, que los cortos son demasiado largos y que donde esté un buen Garci o un buen Saura no hay color posible, de modo que siguen apostando por los dinosaurios, que tan bien le vinieron a Steven Spielberg en su día. Por su parte, Saura se las debió de ver negrísimas de pelas, ya que rodaba con los primeros que se encontraba por la calle, y a Garci le dieron un Oscar por Volver a empezar (1982) y se lo tomó tan al pie de la letra que desde entonces parece que siempre hace la misma película.

Teo Santillán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba