Instituto molina de aragon

A lo largo de las torres de vigilancia

Molina de Aragón es un municipio situado en la provincia de Guadalajara, Castilla-La Mancha, España. Según el censo de 2009 (INE), el municipio tenía una población de 3.671 habitantes. Tiene el récord (-28,2 °C) de la temperatura más baja medida por una estación meteorológica en España[2].

Fue sede de la taifa de Molina, un estado moro independiente, antes de ser reconquistada por los cristianos de Alfonso I de Aragón en 1129. El 21 de abril de 1154, Manrique Pérez de Lara otorgó un fuero de barrido a la ciudad de Molina, que estaba convirtiendo en un feudo semi-independiente[3] Él y sus descendientes afirmaron gobernar Molina Dei gratia («por la gracia de Dios»). Molina es también la localidad tipo del mineral carbonatado aragonito.

Molina de Aragón tiene una variedad atípica del clima oceánico con influencias semiáridas. Debido a su irregularidad en el régimen de precipitaciones, la localidad no se encuadra en las zonas claramente mediterráneas del suroeste ni en las semiáridas habituales en la región, con importantes precipitaciones en verano y muy escasas en invierno.

Cómo pronunciar Finca Molina (Español de Colombia/Colombia)

NEP es un servicio de anuncios de nuevos documentos de trabajo, con un informe semanal en cada uno de los muchos campos. Este autor ha tenido 15 documentos anunciados en NEP. Estos son los campos, ordenados por número de anuncios, junto con sus fechas. Si el autor figura en el directorio de especialistas de este campo, también se proporciona un enlace.

Para hacer correcciones en la información bibliográfica de un artículo concreto, busque el contacto técnico en la página del resumen de ese artículo. Allí también se dan detalles sobre cómo añadir o corregir referencias y citas.

Para enlazar diferentes versiones de un mismo trabajo, cuando las versiones tienen un título diferente, utilice este formulario. Tenga en cuenta que si las versiones tienen un título muy similar y están en el perfil del autor, los enlaces suelen crearse automáticamente.

Colegio Aurelio Baldor

En este trabajo se analiza el tiempo que los españoles y aragoneses dedican al transporte, centrándose en conocer si estos transportes son saludables y/o sostenibles. Para realizar este análisis, utilizamos la Encuesta de Empleo del Tiempo (EUT) de los años 2009 y 2010 para todos los individuos mayores de 16 años. No encontramos diferencias significativas entre el conjunto de individuos encuestados a nivel nacional y el aragonés. Junto a ello, estudiamos si la climatología influye en este tipo de transporte y hábitos, incluyendo una serie de variables de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Tras realizar un análisis descriptivo, nos centramos en uno econométrico en el que se constata que las condiciones meteorológicas apenas son relevantes, tanto en el tiempo dedicado al transporte como en la decisión de realizar cada uno de estos transportes de forma sostenible y/o saludable. Salvo el papel del viento que aumenta el tiempo de transporte total y físico, haciendo lo propio con la proporción de este último sobre el total.

Afro-Cuban All Stars – María Caracoles

Lo más importante que hay que saber sobre España en 1700 es que no había España. En esa época el imperio español consistía en una colección bastante grande de coronas, reinos, principados, ducados, condados, etc. etc. Los más importantes eran la corona de Castilla y la corona de Aragón, traídas de la mano por el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. La corona de Castilla estaba formada por: los reinos de Castilla, León, Galicia, Toledo, Murcia, Granada y Navarra; el Principado de Asturias; las señorías de Molina de Aragón y de Biscaya; y las provincias vascas de Guipúzcoa y Álava. La corona de Castilla también gobernaba las Américas y Orán y Melilla. La corona de Aragón estaba formada por: los reinos de Aragón, Valencia, Mallorca y Cerdeña; y, lo más importante, el principado de Cataluña.

Fuera de la península ibérica su Majestad Católica gobernaba: Los Países Bajos españoles, que en su día contaban con 17 territorios, pero que en 1700 sólo comprendían un territorio aproximadamente igual al de la actual Bélgica; La parte italiana del imperio español, formada por los reinos de Nápoles y Sicilia, el ducado de Lombardía, el marquesado de Finale y el feudo de Piombino. A efectos administrativos se puede decir que todos estos territorios eran entidades completamente separadas. Había, por ejemplo, una frontera real entre Castilla y Aragón, y en sentido administrativo los habitantes de una entidad eran extranjeros en la otra.

Teo Santillán

Volver arriba