Instituto nacional de salud de colombia

COVID-19: una perspectiva de salud global | Brasil y Colombia

Esta página ha sido archivada y ya no se actualiza. Nos disculpamos por las molestias. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, por favor visite uno de los siguientes recursos: Temas de Salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página webEsta página ha sido archivada y ya no está actualizada. Pedimos disculpas por la molestia. Para encontrar material similar o una versión actualizada de la página, visite uno de los siguientes recursos: Temas de salud || Sitios de países || Comunicados de prensa || Nuestra nueva página de inicio

En Colombia, los directivos de la OMS pudieron conocer de primera mano los logros y desafíos que enfrenta el país para ofrecer atención en salud a todos los habitantes. En una reunión con el presidente Iván Duque, éste expuso los esfuerzos que se han realizado para reducir el cáncer de pulmón y el cáncer de cuello uterino, así como los esfuerzos en torno a las políticas públicas en materia de atención a la salud mental, la prevención del consumo de drogas y el control de la obesidad.

Según Duque, su gobierno está comprometido con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los relacionados con la salud, y destacó los esfuerzos que se están realizando para hacer frente a las enfermedades transmisibles, entre otras cosas, abordando la calidad del agua y los problemas de saneamiento básico. «Hay muchos retos, pero también hay muchas cosas que Colombia está haciendo», dijo el Presidente.

Unidad de Investigación en Salud Global del NIHR sobre Vigilancia Genómica

En enero de 2017, el Instituto Nacional de Salud (INS) de Colombia celebró 100 años de prestación de servicios críticos de salud pública en el país. El 26 de enero, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitó el INS para honrar el aniversario y lanzar el nuevo Centro de Operaciones de Emergencia de Salud Pública (PHEOC) del INS.

En la visita, el Presidente Santos elogió al INS por sus numerosos logros, y dijo que el desarrollo de un instituto nacional de salud pública «es un proceso lento y difícil, que se hace poco a poco… La gente no se da cuenta del progreso que ha tenido Colombia en materia de salud».

El jefe de la ERRB, Michael Gerber (derecha), conversando con el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker (izquierda), y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos (derecha), en la inauguración del Centro de Operaciones de Emergencia del INS, en enero de 2017.

El presidente Santos reconoció la importancia de esta asociación, especialmente cuando el país respondió al Zika. «Estamos fortaleciendo [la capacidad de las operaciones de emergencia de salud pública] en asociación… con los Estados Unidos, con quienes hemos estado trabajando [durante mucho tiempo], y eso se reforzó con el desafío que surgió con el Zika. El Zika nos pilló a todos por sorpresa, y tuvimos que reaccionar».

Herramientas y estrategias de equidad sanitaria: Experiencias de las RISS nacionales

RISS, evaluar el desempeño de los nodos descentralizados y elaborar el plan de trabajo para 2015 – El 4 de marzo se realizó una reunión de trabajo dedicada a evaluar la experiencia en el desarrollo del curso de APS.

El Dr. Armando Guemes, consultor de servicios y sistemas de salud de la OPS coordinó la reunión y presentó las posibilidades que ofrece el campus para acompañar los procesos de cooperación técnica de la OPS en el país.

El Dr. Fernando Ruiz Gómez felicitó por su labor, agradeció el trabajo de las universidades y los invito a seguir trabajando juntos. Señalo que es oportuno aprovechar el potencial del campus para la formación de recursos humanos y puso como ejemplo el aporte que podría hacer Colombia a partir de la experiencia que está desarrollando el país contra el Chikungunya.

Líderes colombianos de derechos humanos protegen su paz

¿CUÁLES SON LOS NUEVOS HALLAZGOS? ¿CÓMO PODRÍA IMPACTAR EN LA ATENCIÓN SANITARIA EN EL FUTURO? IntroducciónLa epidemia del virus del Zika (ZIKV) en Colombia (octubre de 2015-julio de 2016) afectó a más de 18 000 mujeres embarazadas.1 A medida que avanzaba la epidemia, se revelaron pruebas de las devastadoras consecuencias de la infección congénita por el ZIKV, como la microcefalia y otros defectos congénitos del sistema nervioso central. Estas consecuencias sanitarias plantearon importantes retos de salud pública al país, ya que los grupos altamente vulnerables, como las madres y los bebés pequeños, fueron los que experimentaron la mayor carga.La emergencia del ZIKV planteó importantes retos de salud pública, ya que se desconocía la historia natural de esta nueva enfermedad. Los procedimientos de atención médica especializada no estaban definidos en el sistema sanitario colombiano, y el abordaje de las graves implicaciones sociales y emocionales para los cuidadores primarios no era fácil de abordar.2 Esto era especialmente complejo para las madres y familias económicamente desfavorecidas.3

Teo Santillán

Volver arriba