Instituto peruano de energia nuclear

Lámpara de planta UTEC

Mix de generación: gas natural 1640 TWh (37%); carbón 1070 TWh (24%); nuclear 843 TWh (19%); hidráulica 311 TWh (7%); eólica 298 TWh (7%); solar 97,5 TWh (2%); biocombustibles y residuos 73,6 TWh (2%); petróleo 35,8 TWh; geotérmica 18,4 TWh.

La energía nuclear desempeña un papel importante en el suministro de electricidad en todo el país. El parque estadounidense es explotado por 30 compañías eléctricas diferentes en 30 estados distintos. Desde 2001, estas centrales han alcanzado un factor de capacidad medio superior al 90%. El factor de capacidad medio ha pasado del 50% a principios de la década de 1970, al 70% en 1991, y superó el 90% en 2002, manteniéndose en torno a este nivel desde entonces. En 2019 fue un récord del 94%, frente a la eólica (32%) y la solar fotovoltaica (22%) (datos de la EIA). La industria invierte unos 7.500 millones de dólares al año en el mantenimiento y las mejoras de las centrales.

Dado que las centrales nucleares generan casi el 20% de la electricidad total del país y alrededor del 55% de la electricidad libre de carbono, incluso un modesto aumento de la demanda de electricidad requeriría una importante capacidad nuclear nueva para mantener esta cuota. Si las centrales nucleares actuales se retiran tras 60 años de funcionamiento, se necesitarían 22 GWe de nueva capacidad nuclear para 2030, y 55 GWe para 2035 para mantener una cuota nuclear del 20%.

Antiguos extraterrestres: la Puerta de los Dioses de Perú | Historia

Para Perú es prioritario garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Este objetivo se refleja en la Política Nacional de Igualdad de Género del país, que contempla la incorporación de la perspectiva de género en las políticas y procesos a nivel nacional y regional.

En muchos de los entornos laborales del gobierno peruano siguen existiendo barreras que limitan la participación efectiva de las mujeres en la gestión pública. La incorporación de la perspectiva de género en las instituciones públicas implica modificar la normativa laboral y posibilitar cambios en la cultura y los sistemas institucionales, por ejemplo, mejorando la forma en que se realizan las reuniones, abordando los prejuicios inconscientes y tratando los problemas de la carga de trabajo. También implica promover la representación y la participación activa de las mujeres en todos los niveles de la administración pública, incluidos los puestos de decisión.

En primer lugar, el proyecto ayudó al SERNANP a identificar las brechas de género mediante la realización de un análisis institucional de género. El análisis se presentó posteriormente a los funcionarios públicos y ayudó a comprender las lagunas y los principales obstáculos a la participación equitativa de las mujeres, entre los que se encuentran las diferencias salariales basadas en el género, la antigüedad de los puestos y las condiciones generales de trabajo. Como resultado de este análisis, el SERNANP pudo mejorar ciertas prácticas institucionales. Por ejemplo, el SERNANP introdujo una resolución para garantizar que los miembros del Comité de Dirección de la ANP incluyeran a mujeres.

China reclama su derecho a la energía en América Latina

Modesto Montoya (nacido el 24 de febrero de 1949) es un físico nuclear y ex presidente del Instituto Peruano de Energía Nuclear en Lima, Perú. Es ex presidente y actual miembro de la Academia Peruana de Ciencias Nucleares, ex presidente de la Sociedad Peruana de Física y miembro de la Academia Nacional de Ciencias del Perú. En 2021, se convirtió en asesor del presidente Pedro Castillo en materia de ciencia[1].

Modesto Montoya nació en Salpo, La Libertad. A los 12 años, inició estudios para ser técnico electricista en el actual Politécnico Nacional del Santa. A los 17 años, recibió una beca para estudiar en el Politécnico Principal José Pardo. A los 18 años, ingresó a la Universidad Nacional de Ingeniería.

Tiene una licenciatura, una maestría en física de la Universidad Nacional de Ingeniería, un DEA, un doctorado de 3er ciclo y un doctorado de la Universidad Paris-Sud 11. Está afiliado como profesor a la Universidad Nacional de Ingeniería e imparte materias científicas y tecnológicas en el Centro de Preparación para la Ciencia y Tecnología (Ceprecyt)[2][3].

Día 1 Taller sobre la generación de masa en QCD #1

Kazajstán tiene previsto reintroducir la energía nuclear en el futuro[cita requerida] Bielorrusia comenzó a operar una unidad de su primera central nuclear en junio de 2021 y espera poner en funcionamiento la segunda unidad en 2022[4].

España y Suiza operan actualmente centrales nucleares mientras planean el abandono de la energía nuclear.[cita requerida] Alemania completará el cierre de su flota nuclear en 2022 y se ha descartado cualquier reinicio por motivos técnicos[5].

Taiwán está estudiando la posibilidad de una retirada progresiva[cita requerida] Austria (central nuclear de Zwentendorf) y Filipinas (central nuclear de Bataan) nunca llegaron a utilizar sus primeras centrales nucleares completamente construidas.

Suecia y Bélgica tenían originalmente políticas de eliminación progresiva, pero ahora se han alejado de sus planes originales. Filipinas relanzó su programa nuclear el 28 de febrero de 2022 y es posible que pronto ponga en funcionamiento la central de Bataan, que se encuentra en suspensión de pagos[6][7].

Debido a razones financieras, políticas y técnicas, Cuba, Libia y Polonia nunca completaron la construcción de sus primeras centrales nucleares, y Australia, Azerbaiyán, Georgia, Ghana, Irlanda, Kuwait, Omán, Perú y Singapur nunca construyeron sus primeras centrales nucleares planificadas[8][9] Algunos de estos países siguen planeando introducir la energía nuclear. En 2020, Polonia está en fase de planificación avanzada para 1,5 GW y planea tener hasta 9 GW para 2040[10].

Teo Santillán

Volver arriba